Ilia Topuria, ante el luchador más incómodo de UFC: «Estoy preparado para noquearlo en el primer asalto»

5 mins read

Ilia Topuria, ante el luchador más incómodo de UFC: «Estoy preparado para noquearlo en el primer asalto»

Ilia Topuria celebra una victoria en UFC – I. T.

El joven luchador hispanogeorgiano se medirá el 10 de julio a Ryan Hall, un experto en jiu-jitsu brasileño al que nadie quiere enfrentarse en la división del peso pluma. Compartirá cartelera con la trilogía de Conor McGregor vs Dustin Poirier

Noticias relacionadas

  • Ilia Topuria peleará frente a Ryan Hall en el UFC 264 el 10 de julio
  • En las artes marciales mixtas (MMA), el récord el es el currículum del luchador. Si fijamos la lupa en el de Ilia Topuria, no cabe duda de que
    una estrella se está gestando en nuestro país. Pero, para ello, primero tendrá que acabar con el rival más incómodo que hay en la división del peso pluma: Ryan Hall, un estadounidense de 36 años experto en jiu-jitsu brasileño cuyo estilo nada ortodoxo dificulta enormemente el desempeño de sus contrincantes. A sus 24 años, Topuria tendrá el próximo 10 de julio en sus manos una oportunidad de oro para dar un golpe en la mesa y colocarse entre los mejores del mundo.

    El luchador del Climent Club, radicado en Alicante, peleará por mantener su invicto (10 victorias, dos de ellas en UFC, ninguna derrota) en el T-Mobile Arena de Las Vegas. Es un gran momento para impresionar al planeta, pues todos los ojos estarán pendientes de esta cartelera, que está encabezada por la
    trilogía entre Conor McGregor y Dustin Poirier y en la que figuran nombres importantes como Stephen Thompson, Gilbert Burns, Sean O’Malley o Kevin Lee, entre otros. Topuria lo tiene claro: vencerá con claridad y apuesta por el primer asalto. «Lo voy a intentar noquear y, si no lo consigo, tengo otras estrategias. Él es impredecible y va a tirarse al suelo, quizá me toque ir al suelo con él pero trataré de noquearlo en el primer asalto», señala con confianza a ABC desde su gimnasio.

    Los managers del hispanogeorgiano trabajaban para cerrar una pelea en mayo, pero la oportunidad de enfrentar a Ryan Hall provocó una demora en su momento de subir a la jaula, algo que ha propiciado que el campamento de entrenamiento haya sido más longevo de lo previsto. «El campamento está siendo un poco largo, pero estoy en la mejor forma de mi vida. Estoy súper preparado aprovechando la experiencia acumulada en los campamentos anteriores. El trabajo duro ya está hecho, ahora es centrarnos en el corte de peso y en los detalles más específicos. El día 24 de junio viajamos ya hacia Las Vegas para acostumbrarnos al tiempo al cambio de horario», relata Topuria.

    Ese trabajo duro del que habla el joven luchador ha incluido hacer sparring frente a algunos de los mejores especialistas europeos en jiu-jitsu brasileño, entre ellos el maestro polaco Kamil Wilk, varias veces campeón continental de grappling. Bajo la supervisión de sus entrenadores Agustín y Jorge Climent, Topuria ha guerreado contra peleadores ascendentes como Mateusz Rębecki, Piotr Niedzielski o su compañero José Torres, siempre con la mente fijada en el estilo de lucha de su rival del día 10 de julio. «Vinieron muchos chicos cinturones negros de jiu-jitsu especialistas en llaves de pierna para ayudarme en la preparación. Hay un detalle que la gente no conoce: mi entrenador finalizó al entrenador de Ryan Hall en 40 segundos con una americana de pierna», apunta el hispanogeorgiano.

    Si finalmente logra la victoria en el combate más trascendental hasta el momento de su trayectoria, Topuria solo piensa en entrar en el ranking del peso pluma y apuntar hacia el cinturón. «Todos dentro de la compañía saben que yo no quiero pelear contra nadie que esté por debajo de mí en el ranking. Así que, después de esta pelea, siempre iré hacia adelante. No tengo ningún nombre ahora mismo, pero el siguiente sería alguien del top 15 o top 10 seguro», concluye con la seguridad que le caracteriza.

    Ver los
    comentarios

    Post anterior

    Joel González: “Le habéis pegado una patada en el culo, es humillante”

    Siguiente post

    El adiós de Joel González: “Me siento liberado, ya tocaba”

    Últimos del Blog

    0 £0.00