Copa del Mundo 2021 de MMA: España pesca un oro, dos platas y un bronce en el caladero de Praga

6 mins read

Copa del Mundo 2021 de MMA: España pesca un oro, dos platas y un bronce en el caladero de Praga

Toni Marti, Rafael Calderón, Juan Izquierdo y Miguel Navarro posan con sus medallas

Juan Izquierdo ‘El Chapo’ subió al primer escalón del podio en el peso pluma, Rafael Calderón y Toni Marti quedaron subcampeones en el peso mosca y ligero y Miguel Navarro cayó en semifinales en categoría junior

El inicio del verano de 2019 fue una fecha histórica para las artes marciales mixtas (MMA, por sus siglas en inglés) españolas. La selección enviada al campeonato de Europa
conquistaba dos medallas de plata y dos de bronce. Fue el golpe en la mesa que despertó las alarmas en el panorama internacional: había buena materia prima en tierras hispanas. Algo más de dos años después, España se ha reafirmado en otra competición de IMMAF (International Mixed Martial Arts Federation), esta vez pescando un histórico oro, dos platas y un bronce en el caladero de Praga, esto es, la inédita Copa del Mundo de MMA organizada en la capital checa, y ocupando la quinta posición del ranking en el torneo, solo por detrás de Suecia, Baréin, Ucrania e Irlanda.

La medalla de oro llegó de la mano de Juan Izquierdo, también conocido como ‘El Chapo’. El luchador radicado en Madrid del Kiofu Team y entrenado por David Balarezo cuajó un torneo perfecto. Primero se impuso al checo Michal Miler en octavos de final del peso pluma, logrando dominar todo su pleito. Luego llegó el irlandés Lewis Byrne, uno de los favoritos para alzarse con el torneo. El Chapo se encargó de borrar ese halo de favoritismo de un plumazo y se clasificó para semifinales. Allí logró dominar también, a través de su lucha, al atleta de Tayikistán Bakhtiyor Husainov. Ya en la final no iba a dejar que se le escapara esta oportunidad de oro y venció con claridad al italiano Rapahel Federico, conquistando una histórica presea en un torneo que celebraba su primera edición este año.

Las dos medallas de plata las aportaron dos caras conocidas en el panorama internacional. La primera la conquistó Toni Marti, repitiendo el galardón que logró en el campeonato de Europa de MMA de 2019. El luchador castellonense del Shotokan abrió el torneo con una victoria en octavos frente al saudí Sattam Almajed. En cuartos de final se midió a uno de los ‘cocos’ de la categoría y, en una pelea muy dura, logró imponer su juego y vencer al representante de Noruega, Harda Karim. En semifinales Toni Marti disputó un grandísimo pleito para imponerse al irlandés Solomon Simon y colarse en la final. Allí llegó ya tocado, con molestias en una pierna, y su rival fue mejor, cayendo en la final ante el ucraniano Ivan Kurelaru, pero colgándose una meritoria medalla de plata.

La segunda presea de plata la puso otro luchador del Kiofu Team, el madrileño Rafael Calderón, también conocido como ‘Leprechaun’, quien ya saboreó
la medalla de bronce en el Europeo de 2019. Calderón pasó la primera ronda de manera directa por sorteo y llegó a cuartos de final, donde le esperaba el sueco Markus Adolfsson. Con un excelso juego de lucha y un golpeo espectacular, el madrileño logró avanzar hasta las semifinales antes de la campana. Allí se enfrentó con uno de los favoritos, el ucraniano Ruslan Telibaiev, quien trató de robarle el sueño de la final. Pero no lo consiguió. ‘Leprechaun’ encontró su distancia y pudo derribar en numerosas ocasiones para llevarse el triunfo. Ya en la final, su rival Mansur Magomedov, de Baréin, impuso su juego y no permitió que el español lograra otro oro, quedándose con una plata que también sabe a gloria.

El último en competir debido a la escasez de peleadores en su categoría fue Miguel Navarro, una joven promesa del peso wélter del Climent Club, el mismo gimnasio donde se brega el luchador hispanogeorgiano de la UFC Ilia Topuria. El peleador español pasó directamente a semifinales por sorteo, esperando al ganador del enfrentamiento entre el ucraniano Denys Kutelia y el checo Jakub Nikitinsky. Finalmente fue el ucraniano el que alcanzó las semifinales. Allí, Miguel Navarro cuajó una gran actuación que, sin embargo, a ojos de dos de los jueces no fue suficiente para imponerse a Kutelia, perdiendo por decisión dividida. La decepción en la comunidad de las MMA nacionales fue enorme, pues la inmensa mayoría vio ganador al español. Sea como fuere, Navarro conquistó un bronce que aupó a nuestro país a la quinta posición en el medallero del torneo.

Ver los
comentarios

Post anterior

MASL redobla su apuesta

Siguiente post

Kelvin Gastelum: «Enrique ‘Wasabi’ debería haber continuado en UFC después de su derrota»

Últimos del Blog